Amarillos deseos.

… Gira todavía la fiera como eclipse sin freno.

No es el bosque tú sexo. No es el mundo

Tu pecho de manzano brillante como las islas.

(…)

Tomo el sueño por tu cuerpo que de inmediato crece

Cómo un lago de rostros habituados al caos.

(…)

Porque no me acercas tus muslos de serpiente acuática

Y tus hombros han perdido su hermandad estelar.

Creo en la espantosa soledad de la tierra.

(…)

Ah! Cómo tu sombra muerde ferozmente a los soles.

Cómo queman en la noche tus ojos de dios náufrago.

Trae la pequeña lluvia sobre los desiertos.

Dónde todo lo que cae es ternura

transeúnte de fuego – Hernor Rivera

I.
En el medio de la noche, del lado izquierdo de mi cama.
Desperté.
Mis piernas me dolían tal como si un semental me hubiese sacudido descomunalmente la noche anterior.
O tal vez como si hubiese hecho una maratón, prefería la sacudida sexual.
Pero ni una ni la otra. Un dolor más sin explicación alguna.
Necesitaba sexo y lo necesitaba ya, necesitaba quedar exhausto, con las sábanas pegadas a mi piel la combinación perfecta entre el algodón y el sudor compartido, un perfume de amantes recién esparcido en el aire.
Necesitaba perder el control y ser controlado.
Mis entrañas lo pedían, mi garganta lo desea.
Deseaba esas arcadas que te arrancar lágrimas de los ojos, lágrimas de placer, lágrimas por la asfixia de un miembro al roce de la garganta, cómo el dedo de un visitante al timbre, necesitas ser tocado, deseado, mimado y hasta atado.
Cuando deseos oscuras que a plena luz quería volverlos realidad.
Pero una noche más debía de estar conforme.
De mi mano jugando a ser espía en mi bosque, de vivir fantasías con los ojos cerrados.
Conforme de un orgasmo derivado de una fugaz masturbada.
Una vez, dos veces, tres.
Hasta quedar sin aliento o hasta entumecer mis músculos y quedar con espasmos.
Fantasías e ilusiones.
Orgasmos sin remordimientos.

II.
Se paseaba al acecho, entre tonos fríos y cálidos.
Cómo brisa de verano rozando el césped.
Cómo yemas de los dedos acariciando pétalos en primavera.
Mi mano en mi entrepierna, jugando al jardinero entre arbustos.
Dando formas con el movimiento aleatorio de mis dedos.
Dulce placer.

Creo que tenemos que estar de acuerdo en que estamos en desacuerdo.
Me decía a mí mismo en mi reflejo, el sexo no lo es igual sin compañero.
Cuerdo del todo no estaba, del todo no está de acuerdo.
Con una copa a medio terminar, menos lo estaría.
Unas gotas traslúcidas comenzaron a resbalar sobre mi cuello, mi pecho y mi espalda.
Perdía la noción, por el vino o por el calor.
Pero el ambiente se hacía denso al igual que el olor que desprendía.
Y el tiempo corría lento.
Sudor y olor al sexo.
Soy pianista tocando melodía.

Melodía al mediodía.
Amarillo era el deseo.
Como las bombillas en la avenida.
Amarillo desdibujando el cielo, casi naranja en los reflejo.
Cómo estar sobre la arena de la playa
un sol amarillo mostaza, vistiendo mi piel.
Tocando mi cuerpo desnudo.
Suave melodía que escucha mis gemidos
Melodía de piano alterando los sentidos.
Mis ojos desorbitan y se volcán al revés.
Exhausto.
No hay gravedad que me deje caer.
Caer.
Dormido me he despertado
Recuerdos he memorizado.
Memorias he recordado.
Deseo estoy,
Otra vez.

Anuncios

De cambio climático y otras adicciones.

El calentamiento climático no es poesía, ni es actuación. Solo somos sustancias dispersas haciendo reacción.

De cambio climático y otras adicciones.

El calentamiento global no es poesía,
ni es actuación.
Sustancias dispersas haciendo reacción.

Florecen formas conocidas y otras que no.
En un espacio blanco y negro suspendido. Escenario en forma de cubo, un cuerpo sólido con un vacío interior.
Habitaciones sin inquilinos.
Residentes sin habitación.

Pasadizos en espirales para al cielo ascender.
High.
Sobre montañas cuadradas, sobre redondas ventanas.
Espejos de un amanecer.
En lo blanco hay un borde, el horizonte no lo ves.
En lo alto un gigante foco simulando un sol ser.
Tan cerca de las flores, una a una mueren 100.
El invierno entre un humedo calor.
Mares sólidos, plástico por doquier.
Sobre copas las nubes estáticas.
Sobre el verde, lluvia ácida.
Todos sudando, todos muriendo de sed.
Un performance no improvisado.
Un escenario con un juez.
Tiempo corre, tiempo sigue.
Aún dormidos al despertar
Aún no muere el frío.
Aún “hay libertad”.

Julio 20. 2019
00:10am

1 Sun by Miley Cyrus and her dead petz.

Un vistazo a mi proceso creativo.

“Intento obtener energía y movimiento de algo que no se mueve en lo absoluto” – Xenobia Balley.

Empezar siempre es lo más complicado, pero cuando se está inspirado parar a veces cuesta. Con mi arte me pasa algo parecido. 
Este post habla un poco de cómo es mi proceso creativo y más o menos como utilizo los elementos plásticos para la creación de una ilustración. 
Poco a poco iré sacando más información de mi cabeza. 

En mi mente se van trazando las líneas en un movimiento como de cámara lenta, aun cuando lo que hago lo hago sobre un plano bidimensional. Es notable que mis ilustraciones son bastantes figurativas, predomina el uso de líneas y puntos. La línea superpuesta sobre si, va creando patrones repetitivos  una sobre otra las formas creadas “al azar” me ayudan a la formación (si es como redundante) del ‘cuerpo’ final. Todo esto usando líneas a un solo trazo, en su mayoría. 

Lineas a un trazo.



Los Lunares no pueden estar solos, como sucede con la vida comunicativa de las personas, dos o tres lunares llevan al movimiento (...) Cuando borramos la naturaleza de nuestros cuerpos con lunares, nos integramos a la unidad de nuestro entorno (...) Son sólidos e infinitos son una forma de vida, cada ser humano es también uno" – YayoiKusama.  

*Me gusta cambiar la palabra lunar por punto, básicamente es lo mismo. Solo son manías*

El punto me gusta usarlo para resaltar  zonas, para dar la sensación de movimiento, cómo relleno, cómo figura o referencia. De tamaños diferente y variando su uso, muchas veces de manera compulsiva y obsesiva, pero todo como parte de un proceso creativo que por lo general comienza con un boceto a lápiz (con color dependiendo de la ida), que va evolucionando a medida que va siendo creado, pero como señale antes todo ya se ha maquinado en mi mente, puedo ver el resultado final aun cuando el papel sigue en blanco, esto claro esta puede ir cambiando, depende mucho del momento, sensación y la emoción con la que lo esté desarrollando.

 
Color Is the keyboard, the eyes are harmonies, the soul is the piano with many strings. Th artist the hand that plays, touching one key or another, to cause vibrations in the soul"- Wassily Kandinsky.

El color. En mis inicios el color se me hacía bastante repugnante y latoso. Hoy en día es una necesidad y me atrevería a decir que parte de mi sello personal como artista. 
Colores vibrantes, brillantes, fluorescentes, opacos, pasteles, fríos, cálidos todos me generan sensaciones que pueden ir desde una euforia voraz para terminar el boceto en minutos, o una paz para tomarme mi tiempo, pensar con calma, apreciar y disfrutar cada detalle. Todo depende del momento.


El color a veces usado tan solo de relleno, pero su presencia  termina por  tener un protagonismo tan importante como el de la línea y el punto. En conjunto los tres son los elementos plásticos principales de mis ilustraciones. 

Mi inspiración va desde cosas tan básicas como un grupo de piedras amontonadas, hasta un edificio con falladas geométricamente perfecta. La naturaleza es una gran fuente de inspiración, me proporciona formas que me gusta ‘deformar’ y colores que quiero imitar. El cuerpo humano es también una inspiración, lo diverso que es en todos su aspecto me genera una sensación de deseo creativo.
Mi inspiración puede llevarme a hacer hasta 15 dibujos en un día (ese es mi último récord) a veces no me va tan bien y me tomo un descanso el cual aprovecho al máximo, para hacer un orden de mis ideas  buscando la manera más sencilla de traducir lo que en mi mente se máquina.

Aplicación de color.

Mi arte habla por mí, y aunque se me hace un poco difícil a mí hablar de él,  trabajo cada día en evolucionar en conjunto con mi arte. Porque lo que hoy desarrollo tiene tan solo poco menos de dos años de ser descubierto.
Mi arte es resultado de una práctica diaria, de exploración propia, un método para liberarme, desahogarme, para sentirme en paz. 
Yo soy mi arte, se tú eres el tuyo, aventúrate y disfruta el de otros.

Espero les remueva y los ayude tanto como me ayuda a sanar a mí. 
Espero al menos les remueva las ganas de opinar. 

Julio 17, 2019.
5:51pm – 8:53pm.

#LA ÑAPA
1. Práctica 
La evolución de tu arte va de la mano con la práctica constante. Has Al menos 3 bocetos a la semana. permítete experimentar y explorar técnicas nuevas y diferentes. 

2. Registro fotográfico.
A parte de lo que en físico representan tu arte un #sketchbook digital es un registro de lo que tengo y de lo que he creado hasta el presente, nos muestra cómo se va creciendo artísticamente y es una forma de tener a la mano todo lo creado, una forma de usar la tecnología al 100%.

3. Toma notas. 
Las ideas a veces llegan con mucha facilidad, a veces en lugares donde no se tiene planeado dibujar o no es cómodo para hacerlo. 
Tomar nota ayuda a recordar luego lo que se tenía en mente. Conceptos, colores. 
Toma nota de lo que sé que pase por tu cabeza. Una agendita o el blog de notas en el teléfono es aún más accesible y de mucha ayuda. 

PLUS +
LOS ‘ERRORES’ SON FUENTES DE OPORTUNIADES.
 

Relax, take it easy. 
Somos bastante críticos con nosotros mismos, algo que puede ser de provecho como de disgusto, un error en ocasiones no es más que un giro que podría ser de provecho. Aprovéchalo.

Orugas – En eclipse / Obra doble.Color y Marcador sobre papel. / 29.7 x 21 CM.

I.

Todo fue demasiado lúcido.

Y había pasado tan solo un momento, pero aún me encontraba medio dormido; conservaba esa sensación en la que tus pestañas son una cerradura y tus párpados no quieren abrirse y te quedas así sin ni siquiera poder seguir durmiendo.

Creo que todo era y fue producto de la medicación. Esta ya era la cuarta noche en cama, fiebre alta, mareos, náuseas…

Como dirían mis hermanos: “de no ser porque eres chico se diría claramente que estás en estado”.

Pero para estar en estado, primero se necesita ser mujer y segundo hay que tener sexo. Actualmente ambas cosas eran algo imposibles para mí.

Quería dormir, pero no quería regresar a ese sueño o pesadilla, depende de cómo lo recordase. Solo tenía una imagen muy vívida, como tatuada en la retina. Y la recordaba una y otra vez.

Unas frías manos blancas como huesos, con la piel tan pálida y la carne que la cubría estaba tan pegada a su cuerpo que me parecía increíble que tuviese tal fuerza como para manipularme sin problemas.

Me toma de las muñecas, me amarra a la cabecera de la cama, el resto de mi cuerpo y el de esa cosa eran inexistentes, solo habían brazos, brazos forcejeando. Cuando ya me tuvo bajo su control sacó un alicate y de la nada comenzó a usarlo para pellizcar mis nudillos, primero suavemente luego más fuerte. Comenzó a llegar el dolor, al punto donde apareció mi boca y con los gritos que emanaba, a su vez lágrimas y sangre inundando las sábanas húmedas…

Sudor era aquello que no dejaba entrever el resto de mi cuerpo, estaba en una posición tal que parecía sumergido en una bañera con cabecera de cama y sí, la cama ya no era una cama y yo estaba sumergido en esa bañera, ahora mis manos estaban atadas a un brillante grifo dorado con una llave a cada lado, era tan hermoso y delicado como un cisne hecho de oro con unas alas extendidas que arropaban mis manos.

Y la cosa, la extraña cosa había comenzado a quitarme las uñas con el alicate y cada uña que quitaba se la introducía en su boca para usarla como dientes (seguía sin tener rostro). Cuando terminó, yo estaba sumergido en un baño tibio color carmesí, sin uñas, sin vida y con el sonido de una risa tal que parecía el roce de mis propias uñas sobre una pizarra escolar.

Fue ahí cuando desperté, inmediatamente mire mis manos y aún conservaba mis uñas, o lo poco que quedaban. Solía mordisquearlas, no las comía. Solo las cortaba sutilmente con mis dientes.

Todo por ansiedad. Por impaciencia.

Por costumbre.